Iglesia y religión

Dura batalla en la Curia Romana por el documento litúrgico


FILTRACIÓN INTERESADA

Dura batalla en la Curia Romana por el documento litúrgico

Como Elsemanaldigital.com anticipó, la Santa Sede prepara para las próximas semanas un documento contra los abusos litúrgicos. Una supuesta filtración intenta desactivarlo.

25 de septiembre. La publicación mensual paulina italiana Jesus ha dado a conocer el supuesto borrador sobre el cual trabajan la Congregación para la Doctrina de la Fe y la Congregación del Culto Divino. Muchos medios de comunicación en todo el mundo han coincidido en reproducir la noticia y acompañarla con fotografías de ceremonias del Papa en que han sucedido algunos de los abusos condenados: bailes, aplausos, monaguillas, etc.

La coincidencia se aclara si se conoce a qué ámbito de la Curia Romana representa la revista Jesus: el que encarna el obispo Piero Marini (discípulo de mons. Bugnini) , Maestro de Ceremonias de Su Santidad y responsable de muchos de esos excesos cometidos ante el mismo Pontífice. La filtración buscaría amedrentar, con la hipotética respuesta de la opinión pública, al sector prevaleciente en Roma en materia litúrgica: el conservador moderado.

Marini, pese a ser un hombre de confianza de Juan Pablo II, ha ido perdiendo influencia tras los nombramientos en la Congregación del Culto Divino del cardenal Jorge Medina en 1996, y de su sustituto el cardenal Francis Arinze desde finales de 2002. Por último, cuando en agosto fue designado Domenico Sorrentino como secretario de la Congregación, pareció ya claro que la dirección de los asuntos de Culto no iba a ir precisamente por una línea progresista. Se esperaba, pues, alguna reacción, y ha tenido lugar ahora.

¿Primer campo de batalla de ese sordo enfrentamiento? El texto que preparan las citadas congregaciones en aplicación de la última encíclica del Papa, Ecclesia de Eucharistia.

El redireccionamiento que busca el Vaticano es profundo, pero sus opositores intentan revestirlo de lo anecdótico y atacar lo que consideran flancos débiles, como las impopulares prohibiciones de que las mujeres ejerzan como monaguillos, o de los aplausos a los novios dentro del templo durante la boda.

Sin embargo, para el Vaticano lo importante de las nuevas directrices no será sólo impedir la infracción de las normas de la liturgia, sino reforzar la fe de los sacerdotes y fieles en los principios fundamentales de la Misa: su esencia como sacrificio expiatorio, el sacerdocio sacramental exclusivo del celebrante y la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía.

El cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha declarado en multitud de ocasiones que esos tres principios no deben verse desvirtuados en la mentalidad de los cristianos por un entorno de la celebración contradictorio con ellos.

 


    Para citar este texto:
"Dura batalla en la Curia Romana por el documento litúrgico"
MONTFORT Associação Cultural
http://www.montfort.org.br/esp/imprensa/igreja/igreja20030925_1./
Online, 20/04/2024 às 23:09:34h