Iglesia y religión

Los obispos sudaneses culpan a la comunidad internacional de su situación
Alguém ouviu alguma palavra do Vaticano, dos Eumenistas, dos Teólogos da Libertação, dos "Boffs", dos "Bettos", dos Direitos Humanos, ou dos Religiosos preocupados com a ÁGUA, sobre a barbaridade que ocorre no Sudão? ... Por que o silêncio?

E, enquanto o clero pós conciliar proibe o "proselitismo"... os muçulmanos vão impondo sua religião e sua lei.

Até quando, meu Deus?


J. M. R. - Madrid.-

La Iglesia de Sudán se muestra rotunda a la hora de depurar responsabilidades sobre lo que ocurre en su país: «La comunidad internacional no puede eludir la culpa y tolerar la guerra en Sudán durante tanto tiempo. Se ha de culpar. Es responsable de ello y no puede huir. Puede intentar encontrar disculpas, pero es culpable por silenciar lo que ocurre desde hace años en Sudán del sur», manifiesta monseñor Erkolano Lodu Tombe, obispo de Yey.

Los prelados suda-neses se quejan de ese silencio mundial sobre la situación de los cristianos y apuntan a las causas que provocan dicha ignorancia: «Nadie nos tiene en consideración, pues somos las víctimas de los intereses de Sudán. Y allá donde no hay intereses, tampoco hay ayuda. La palabra humanidad se convierte en una mentira cuando muere alguien en el que no se tiene interés. Déjalo morir, no es importante , son las frases para aquellos cuyas vidas no interesan», explica amargamente monseñor Tombe. «Nos sorprende que en cuanto surgen conflictos en otros lugares se intenten resolver con tanta celeridad, mientras aquí seguimos como estábamos... y cada vez es peor», añade monseñor Joseph Abangite Gasi, obispo de Tombura-Yambio.

Islam, ejército y escuela

En este contexto, la amenaza islámica se convierte en el principal enemigo a quien temer, con un Ejército al servicio de la autoridad coránica: «Las tropas del Gobierno actúan como misioneros y apóstoles del islam para convertir a todos en mahometanos, incluidos los católicos. Todos los gobiernos de Jartum, y especialmente el actual, quieren hacer de Sudán un país de religión y cultura islámica», denuncia monseñor Tombe. «El plan de enseñanza en primaria está totalmente islamizado. Para aprender árabe hay que aprender el Corán. En todas las asignaturas, incluso en Matemáticas, hay citas que hacen referencia a dicho texto. Se han desfigurado los libros, eliminando de los programas la larga historia de Sudán como país cristiano. Los niños de hoy en día no conocen la historia de su país», narra monseñor G. Zubeir Waco


    Para citar este texto:
"Los obispos sudaneses culpan a la comunidad internacional de su situación"
MONTFORT Associação Cultural
http://www.montfort.org.br/esp/imprensa/igreja/igreja20030320_1./
Online, 23/02/2024 às 03:39:18h