Iglesia

Sabiduria romana: Declaraciones del Cardenal Castrillon Hoyos
Orlando Fedeli

SABIDURIA ROMANA
O
DE COMO DIVIDIR UN CABELLO EN 17 PARTES IGUALES


Es bien conocida la verdadera manía de los teólogos bizantinos de hacer distinciones sutilísimas, que eran significadas por la expresión dividir un cabello en cuatro partes iguales.

Pues el Cardenal Castrillón Hoyos hizo mucho más: consiguió dividir un cabello en 17 partes iguales.

Por pedido de Benito XVI, tenía que resolver un problema imposible: como levantar la excomunión de Mons. Lefebvre y de Mons. De Castro Mayer, y liberar la Misa de siempre, -- las dos condiciones pedidas por los lefevristas para retornar plenamente al seno de la Iglesia -- sin provocar un inmediato levantamiento de los Obispos modernistas que amenazan hacer un cisma mayor del supuestamente hecho por los tradicionalistas al consagrar Obispos, Mons. Lefebvre, sin la permisión del Papa.

Era un problema bien difícil, casi imposible de resolver.

Sería como dividir un cabello, no en cuatro partes iguales, sino en 17 partes iguales. Operación aparentemente imposible de ser realizada.

Pues el Cardenal Castrillón Hoyos -aplicando la sabiduría romana, mucho mayor que aquella que solucionó el famoso problema del huevo de Colón-resolvió fácilmente la cuestión: el Cardenal Castrillón Hoyos tomó el cabello, lo extendió en la mesa, midió su extensión, y lo dividió en 17 partes de tamaño igual.

No de diámetro igual. De extensión longitudinal igual.

Simple, ¿no?

Simple para un Cardenal. Simple para la sabiduría romana, que percibe claramente lo que nadie dice: que se pedía dividir el cabello en 17 partes iguales, sin decirse que era para dividir el cabello en su circunferencia. Y el Cardenal, entonces, sabiamente dividió el cabello en su longitud. Lo que es mucho más fácil.

Esa inteligente solución del problema me vino a la mente al leer la entrevista del Cardenal Castrillón Hoyos a la Televisión TV Canal 15, en 13 de Noviembre de 2.005. (Ver el Texto original en italiano al final de este artículo y su traducción para el castellano)

En ella, el Cardenal declara que la Misa antigua, para ser liberada, continúa dependiendo de los Obispos. Son ellos quienes continúan teniendo la autoridad para decidir si esa liberación favorece o no su pastoreo.

Así, Roma procura satisfacer el Episcopado modernista que amenaza rebelarse, en el caso de que la Misa de siempre sea liberada universalmente por el Papa, lo que permitiría su celebración por cualquier sacerdote, sin previa aprobación de los Obispos.

Exigencias de la Colegialidad del Vaticano II que colocó el supremo poder en la Iglesia también en el episcopado...

Al mismo tempo, para mostrar que al Papa agradaría la liberación de la Misa antigua por parte de los Obispos, el Cardenal Castrillón Hoyos dice que la decisión pastoral de los Obispos es de su responsabilidad personal, pero que de ella darán cuentas al Papa, y, más aún, a Dios... ("dovrà dar conto all'autorità del Papa, ma specialmente la Gesù, a Dio").

En cuanto a la situación de los lefevristas dice el Cardenal Castrillón Hoyos:

1 - la Fraternidad Sacerdotal San Pío X - (y los padres de Mons. De Castro Mayer, claro !!!) - no cayó en herejía. ("Non siamo di fronte ad una eresia").

2 - Los lefevristas no hicieron un cisma, cuando Mons. Lefebvre y Mons. De Castro Mayer sagraram cuatro Obispos, sin licencia del Papa. Hicieron un "acto cismático", "pero no hicieron un cisma".

Literalmente dice el Cardenal Castrillón Hoyos: " No se puede decir en terminos correctos, exactos, precisos, que en lo que hicieron haya un cisma. Hay una actitud cismática en consagrar Obispos sin el mandato pontifício"( "Non si può dire in termini corretti, esatti, precisi che ci sia uno scisma. C'è una attitudine scismatica nel consacrare vescovi senza il mandato pontificio").

3 - Por eso mismo, dice el Cardenal Castrillón Hoyos: la Fraternidad Sacerdotal San Pío X está en comunión con la Iglesia, aunque esa comunión no sea plena.

Estas son las palabras del Cardenal Castrillón Hoyos:

"Ellos están dentro de la Iglesia, falta apenas una plena, una más perfecta -como fue dicho en el encuentro con Mons. Fellay -una más plena comunión, porque comunión existe" ("Loro sono dentro la Chiesa, solo che manca una piena, una più perfetta -come è stato detto nell'incontro con monsignor Fellay- una più piena comunione, perchè c'è la comunione)".

De ese modo, Roma sabiamente dividió el cabello en 17 partes iguales.

Para el Cardenal Castrillón Hoyos, entonces, - y las palabras de ese Cardenal muy provablemente expresan lo que fue decidido entre el Papa Benito XVI con Mons. Fellay - decir que el Vaticano II tiene errores no es herejía. Criticar la Misa nueva como protestantizante no es herejía. Esto es lo que quedará claro con el posible decreto de acuerdo de los lefevristas con Benito XVI.

Además, las palabras del Cardenal son una confirmación, por él, de la invalidés de la excomunión lanzada sobre M. Lefebvre y M. De Castro Mayer.

Es claro, por lo demás, que las palabras del Cardenal Castrillón Hoyos no tienen el valor de un decreto Papal.

Es preciso aún aguardar la decisión de Roma, que, si de todos modos viene, no se sabe cuando vendrá.

El domingo próximo, los lefevristas comemorarán el centésimo aniversário del nacimento de Mons. Lefebvre. Sería un presente del cielo si tal decreto viniese antes de esa fecha.

Dios ilumine al Papa Benito XVI.

¡Recemos por el Papa Benito XVI. Y recemos por que el Papa tenga el corage de hacer, finalmente, justicia a Mons. Lefebvre y a Mons. De Castro Mayer!

¡Viva siempre la sabiduría romana!

¡Viva el Papa!!!

São Paulo, 17 de Noiembre de 2005

Orlando Fedeli.



El texto original: Cardeal Hoyos: ´la Fraternidad Sacerdotal S.Pio X está en la Iglesia`


    Para citar este texto:
"Sabiduria romana: Declaraciones del Cardenal Castrillon Hoyos"
MONTFORT Associação Cultural
http://www.montfort.org.br/esp/veritas/igreja/hoyos_fsspx/
Online, 27/02/2017 às 05:58:27h