Iglesia

Hay un Cardenal Excomulgado. ¿Sería un brasileño?
Orlando Fedeli

Cardenal Brasileño entrega al O GLOBO su diario particular del Cónclave

     Contrariando la ley de la Iglesia que pune con excomunión la revelación de lo que acontece en el Cónclave, uno de los cuatro cardenales brasileros, que fueron electores en el último Cónclave que eligió al Cardenal Ratzinger como Papa Benito XVI, entregó al diario O GLOBO,  su cuaderno de notas diarias, redactado durante el Cónclave (artículo de O GLOBO: Cartas quase marcadas no Vaticano).,  su cuaderno de notas diarias, redactado durante el Cónclave (artículo de ).
     
     Las informaciones de la noticia de O GLOBO, publicado la víspera de Navidad, son bien pormenorizadas, indicando autenticidad de la revelación.  Además de eso, las informaciones y el tono en que son dadas visan claramente sabotear la autoridad del Papa Benito XVI, presentándolo como un manipulador, maquinando su elección con la mancha de la politiquería., publicado la víspera de Navidad, son bien pormenorizadas, indicando autenticidad de la revelación.  Además de eso, las informaciones y el tono en que son dadas visan claramente sabotear la autoridad del Papa Benito XVI, presentándolo como un manipulador, maquinando su elección con la mancha de la politiquería.

     En el último Cónclave, comparecieron cuatro Cardenales brasileros: Mons. Cláudio Hummes, Cardenal Arzobispo de São Paulo, que la prensa brasilera presentó entonces como “papabile”, lo que era un palpito de un nacionalismo absurdo, pero en el cual el Presidente Lula se embarcó, imprudente e inconvenientemente, dando también su palpito-voto, nada diplomático (se explica la gafe de Lula: ya que él nada entiende de diplomacia, y es amigo personal del Cardenal de São Paulo, que otrora protegió las huelgas petistas del ABC).

     El segundo elector fue el Cardenal de Río de Janeiro, Mons. Eusébio Scheidt, que demostró un cierto melindre al ser conocido el voto de Lula pró Cardeal Hummes. El tercero fue el Cardenal Mons. Majella, Arzobispo  de Salvador, Primado de Brasil y Presidente de la CNBB. Finalmente, compareció también al Cónclave el Cardenal Mons. José Freire Falcão.

     Por la noticia, queda imposible identificar al responsable de las revelaciones. Cualquier ilación concluyente sería precipitada y tendría poca base. Por eso no hacemos ilaciones y ni sacamos conclusiones o sospechas.

     Porém conviene recordar que Mons. Falcão fue siempre más conservador y parece más ligado a la corriente de Ratzinger, y Mons. Scheidt, debe haber quedado muy contento que Mons. Hummes no haya sido votado. Mons. Majella ya trabajó en la Curia Romana y consta que tiene pretensiones de volver a trabajar allá. Probablemente él votaría con la Curia que estaba con Ratzinger. Queda Mons. Hummes, que el texto cita en tercera persona, y que estuvo ligado a la Teología de la Liberación, por tanto disgustada con Ratzinger que la condenó.

     De esos cuatro Cardenales, Mons. Majella ya se pronunció, hoy, día 26, diciéndose “admirado” – habría sido mejor decirse escandalizado -- con la inconfidencia de uno de sus hermanos en el cardenalato. Se esperan las manifestaciones de los otros tres. – habría sido mejor decirse escandalizado -- con la inconfidencia de uno de sus hermanos en el cardenalato. Se esperan las manifestaciones de los otros tres.

     Entretanto, como decimos, los datos de la noticia no permiten identificar al responsable por el revelación de las informaciones secretas del Conclave, y cualquier ilación sería precipitada. Inclusive la fuente de la revelación podría dejar pistas indicando otro Cardenal y no al verdadero responsable, para proteger al real infractor.

     Además, decir que fue un Cardenal brasilero que entregó el diario, no excluye la posibilidad de que el autor del Diario sea un extranjero que, para protegerse, procura lanzar la sospecha sobre un brasilero inocente. Por tanto, nada se puede concluir, al respecto.

     Una cuestión importante es indagar cuál es la causa de esa violación gravísima de la ley de la Iglesia. Personas de poca comprensión pensarán que el Cardenal inconfidente buscó dinero: vendiendo  su diario del Cónclave.

     Es claro que un cardenal normalmente no se mueve por dinero al tomar una actitud como esa.

     El comentario de que el conclave fue político, diciendo que no fue el Espíritu Santo que guió a los Cardenales electores, parece caber más al periodista que dio la noticia de que al Cardenal ahora excomulgado, pues ese comentario revela y explota la ignorancia popular sobre la actuación del Espíritu Santo en las elecciones papales .

     Es evidente que un Cardenal, que frecuenta hace décadas las reuniones eclesiásticas, como las de la CNBB,  sabe perfectamente como la política, -- y hasta la política petista (de Lula) --,  entra en las votaciones, mismo del clero. La CNBB está llena de Obispos petistas, esto es, marxistas.

     El Espíritu Santo guía la elección del Papa, no en el sentido de que inspire directamente a los Cardenales, (lo que es sólo posible), mas si de que permite que sea elegido un buen candidato, como una gracia para Iglesia y para el pueblo fiel. Pero también, a veces, permite ser elegido un pésimo candidato, para castigo de los fieles. El Espíritu Santo aprovecha la bondad o la malicia humana, para premiar o castigar a la humanidad, permitiendo la elección de un Papa santo o sabio, o la elección de un cardenal pésimo.

     Porque los hay.

     Inclusive Cardenales que violan las leyes de la Iglesia más graves, que conllevan la excomunión.

    ¿En Brasil, tendríamos entonces, hoy, un Cardenal excomulgado?...

    ¿Cuál sería entonces la verdadera razón de esa infracción tan grave, cometida por un Príncipe de la Iglesia?

     Ese Cardenal fue movido por un interés mucho más elevado – o bajo -- que el dinero. 

     Como el Papa Benito XVI acaba de hacer un decreto contra los homosexuales en los seminarios y en el clero, y como también hizo un Discurso a la Curia, condenando a los que siguen el llamado "espíritu del Concilio Vaticano II", acusándolos de querer romper con la Iglesia, quién sabe si Cardenales de esa ala hayan movido a uno de ellos a hacer esa indiscreción gravísima sobre el conclave, acusando al Cardenal Ratzinger de haber maniobrado para conseguir su elección. Lo que, dígase de paso, muchos Papas hicieron en los Conclaves que los eligieron. acusándolos de querer romper con la Iglesia, quién sabe si Cardenales de esa ala hayan movido a uno de ellos a hacer esa indiscreción gravísima sobre el conclave, acusando al Cardenal Ratzinger de haber maniobrado para conseguir su elección. Lo que, dígase de paso, muchos Papas hicieron en los Conclaves que los eligieron.

     Si esa violación del secreto del Conclave fue causada por el ala modernista avanzada, defensora de la Teología de la Liberación, ese será, talvez, sólo un primer paso de una campaña orquestada contra el Papa Benito XVI.

    Hay lobos en Roma...

    Tanto que hasta el símbolo de Roma siempre fue una loba.

    Hay sí lobos en Roma...

    Recemos por el Papa. Para que tenga el coraje de enfrentar los lobos, como él mismo lo pidió, cuando fue elegido.

    Una santa Navidad al Papa Benito XVI y a sus Cardenales electores.
 
São Paulo, 25 de Diciembre de 2005.
Orlando Fedeli

    Para citar este texto:
"Hay un Cardenal Excomulgado. ¿Sería un brasileño?"
MONTFORT Associação Cultural
http://www.montfort.org.br/esp/veritas/igreja/cardeal_excomungado/
Online, 20/10/2017 às 17:51:20h